Vive de tus habilidades montando un negocio online

09/04/2022

Quique Alameda

Cómo vivir de tus habilidades montando un negocio online
Compartir:
5/5 - (2 votos)

Un negocio online es una forma de emprender de manera sencilla sin tener que realizar una gran inversión inicial. Si tienes un proyecto lo puedes poner en marcha en la red, pudiendo alcanzar una gran tasa de crecimiento de una manera práctica y con una gran capacidad de ensayo y error. Si tienes una idea y quieres lanzarla al mundo puedes emprender online.

Las ventajas de emprender online

Emprender online es una realidad, cada vez son más las personas que desde una idea buscan ganarse la vida. Venta de productos, servicios, comparadores y mucho más son negocios totalmente válidos en la red. Optar por montar tu negocio online tiene varias ventajas.

Bajo capital inicial

Apostar por la red para tu nuevo negocio necesita de una inversión inicial más baja que offline. El simple hecho de no necesitar un local ya implica una reducción de los costes altísima tanto a nivel inicial como mensual. Diseño web, hosting, dominio y canal de distribución supone una proporción mucho menor que el desarrollo de un negocio tradicional.

Ventajas de emprender online sin local

Menores riesgos

Al apostar por este modelo de negocio asumes menores riesgos. No estás atada a un compromiso de alquiler a largo plazo, puedes ajustar el stock de producto mucho mejor y no necesitas hacer inversiones extra en mobiliario o escaparatismo.

Análisis y modificaciones sencillas

Un espacio online puede evolucionar de manera continua con facilidad. Puedes añadir nuevos productos y servicios o eliminar aquellos que tienen menos acogida con un solo clic. Ajustar el diseño web o añadir nuevos espacios resulta económico y sencillo, podrás crecer sin tener que invertir.

Compaginable

Un negocio online requiere de una inversión de tiempo, pero podrás compaginarlo de manera sencilla con otro trabajo. Tu serás tu propio jefe y podrás gestionarlo cuando quieras y desde donde quieras. Ten presente que marcas las pautas a seguir y los objetivos adaptándote a los horarios que te permitan compaginarlo con tu vida social, familiar u otro empleo.

Horario ininterrumpido

Una tienda online está siempre abierta de manera continua y constante. Esto te permite acceder a los clientes a cualquier hora del día sin que estés presente. Gracias a ello podrás conseguir acceso a más consumidores en cualquier lugar del mundo y a cualquier hora del día.

Los primeros pasos de un negocio online

Con una idea en la cabeza y conocidas todas las ventajas que tiene apostar por montar tu propio negocio en internet, llega el momento de dar los primeros pasos. Es imprescindible entender cómo funciona la presencia en la red, qué necesitas y cómo puedes darte a conocer. Estas son las pautas que debes seguir.

Logotipo e imagen de marca

Lo primero que debes establecer es tu imagen de marca, es decir, una identidad para aquello que deseas vender. Colores, tipografía y logotipo son los tres básicos en los que tienes que pensar.

Con una idea en mente acude a un diseñador para poder empezar desde el primer minuto con una imagen profesional que genere confianza.

Presencia profesional

La web está repleta de competencia, apostar por un diseño web profesional y cuidado desde el primer minuto te dará una base sólida sobre la que crecer. Aunque existan plataformas de diseño web gratuitas no te darán las mismas prestaciones o personalización que un diseñador. Es la inversión inicial más importante que deberás hacer al emprender. Este mismo principio se aplica en el diseño de tu tienda.

Posicionamiento web

Para poder llegar a los consumidores es imprescindible conseguir un buen posicionamiento. Contenido de calidad, categorías con información, palabras clave y estrategias SEO son básicos que no debes descuidar.

Gestión de la logística

Si vendes productos físicos desde tu tienda online debes contar con un canal de distribución. Deberás informarte de la mejor opción en función del tamaño y volumen de previsión de ventas que tengas. Recuerda que según crezcas podrás ir adaptándote.

Ser tu propia marca

Apostar por tu idea no requiere de una empresa, tú eres tu propia marca. No hay nadie mejor que tú mismo para vender tus productos o servicios. Sabes qué es lo que buscas y tienes claro a quién se lo vas a vender. Eres el embajador de tu propia idea.

Ser tu propia marca

La marca personal es un concepto cada vez más extendido, los consumidores buscan una figura cercana que les permita comprender los motivos por los que necesitan lo que ofreces. Para ello estás tú.

Conseguir diferenciarte y realizar acciones tanto online como offline que te representan te permitirá darte a conocer y construir una marca a la que solo tú puedes representar.

Focalizar las habilidades propias

Uno de los errores más comunes a la hora de vender servicios o productos online es pretender abarcarlo todo. Debes focalizar tu energía en aquello que disfrutas y eres bueno, por lo que debes delegar ciertas tareas; se trata de una inversión que te repercutirá en beneficios futuros.

Un ejemplo de ello es el diseño de la página web o la tienda online, dejándola en manos de profesionales podrás contar con una base sólida desde el principio. Apóyate en otros especialistas como gestores para todo el papeleo como autónomo o en una agencia de marketing digital.

De esta manera podrás invertir todas tus energías y tiempo en el desarrollo de tu idea inicial. Tu producto o servicio podrá crecer sobre la base de tus nuevas aportaciones y a enfocar tus prioridades en las habilidades que tienes de manera innata y que puedes seguir potenciando.

Un negocio sin límites

Internet engloba a todo el mundo, no tiene límite y, por lo tanto, tu negocio tampoco. Podrás crecer sin dificultades al mismo ritmo que tu negocio, los servicios en la red son totalmente escalables, lo que permite ir invirtiendo en la misma medida que te estás desarrollando.

Poder alcanzar a los consumidores y potenciales clientes sin tener que preocuparte de tu posición geográfica permite que tu negocio tenga un margen de crecimiento muy alto.

Si estás pensando en emprender a través de tu propio negocio online puedes hacerlo de manera sencilla gracias a las ventajas que ofrece. Recuerda centrarte en tus habilidades y delegar aquello que desconoces más para poder crear desde cero un espacio potente y con presencia.

Compartir:
Quique Alameda

Quique Alameda

Diseñador Web Freelance

Ayudo a emprendedores y empresas a digitalizar sus marcas online, con servicios de diseño web y diseño gráfico simplificados. Haciendo fácil lo dificil.